lunes, 14 de abril de 2008

Cuando se está enamorado

Hoy amaneció radiante.
Brilla el sol en tu mirada.
Acaricia tus mejillas.
Y se detiene en tus labios.
Ilumina tu sonrisa.
Y esa comisura curva
me está incitando a besarlos

Beso que intuyo esperado.
En el que nos deleitamos.
Olvidándonos del mundo.
Pensando sólo en amarnos.

¡Qué dulce placer de dioses!
De caricias y de besos.
Nunca te sientes saciado.
De ellos nos alimentamos.

Por mucho que haya tormenta,
siempre amanece soleado.
La noche se torna día
al lado del ser amado.

Cuando se está enamorado...


4 comentarios:

Isoba dijo...

La primavera hace estragos.

Cuando se está enamorado...
renacemos al alba.
Cuando se está enamorado...
brotan dulces heridas.
Cuando se está enamorado...
dolores indecibles, locura impensable.

Anónimo dijo...

Hace tanto tiempo que no estoy enamorada que me embarga una dulce nostalgia al leeros versificando sobre el tema.
Es magnífico.
Un saludo,

Adriana

Isoba dijo...

Muchas gracias, Adriana por acercarte hasta nuestro blog común.

Besos.

Davinia dijo...

La primavera
según dice la historia
la sangre altera...

Si que es verdad que cuando nos enamoramos vemos a través de otros ojos, incluso los defectos de la persona amada se tornan virtudes...

Cupido llega cuando menos te lo esperas, se pone a disparar y a ver si acierta por Barcelona con alguna de sus flechas...

Besos a montones pàra todos los rincones.