viernes, 25 de septiembre de 2009

La noche se desliza.


La noche se desliza cálida y húmeda
entre el deseo de nuestros cuerpos.
Empapados, calientes tras el encuentro
con la vergüenza ya lejos de sabernos desnudos.


La noche se desliza cálida y húmeda
entre los relámpagos de nuestras miradas .
Estremecidos, entrelazados en la entrega.
Con el ansia desbordada en tus labios duros y hambrientos.


La noche se desliza colmada del sabor y del olor
de nuestros sexos desbordados de calor y más deseo.
La fiebre de tu cuerpo de musgo me envuelve,
provoca ondas de placer en mi vientre de agua
Y tiemblo. Brotas, te extiendes, me llenas y me quemas,


Me derramo y ardo contigo.
El tiempo se detiene
y todo lo demás deja de existir en esos momentos.





2 comentarios:

Davinia dijo...

El silencio me envuelve como un dulce manto,
y en ese mar de recuerdos y sensaciones,
vienes a mi mente con toda nitidez.

Tu aroma me inunda los sentidos,
ese sabor peculiar entre amargo y dulzón,
que tantas veces he saboreado con frenesí,
llegando a límites de placer insospechados...

Sin poder controlarme por más tiempo,
y, negándome a seguir sin tu presencia,
tomo un drástica decisión,
me levanto al vuelo de la cama,
deseosa de llegar una vez más al éxtasis.

Saco la taza del microondas,
me siento cómoda en el sofá,
y me dispongo a disfrutar de nuevo de,
una humeante taza de chocolate¡¡¡¡

Isoba dijo...

http://www.goear.com/listen/995aca6/The-Most-Beautiful-Girl-in-the-World-prince

Una humeante taza de chocolate
recorre como el fuego nuestros cuerpos
Al tálamo abandonado regresamos,
con el frenesí y el deseo de otra batalla.
En nueva ofrenda de nuestros cuerpos abrasados.