jueves, 17 de diciembre de 2009

Aperitivo para la otra música del Mississippi: cajun, criolla, zydeco, sawmp pop.

http://www.goear.com/listen/dd106d8/st.-nicholas-(cajun-usa)--sheryl-cormier-&-cajun-sounds

http://www.goear.com/listen/61e4e47/zydeco-gris-gris-beausoleil








Música de La Louisiana. Centro neurálgico: Nueva Orleans (New Orleans o La Nouvelle-Orleans) la más importante y grande ciudad del estado de Luisiana y el centro de la gran área metropolitana de Nueva Orleans. Situada en el sudeste de Luisiana a orillas de Mississipp o Misisipi y junto al lago Pontchartrain, en una planicie del Delta, es su principal puerto. Su nombre fue dado en honor del Felipe II, Duque de Orleans, regente de Francia en esos momentos. Es una de las ciudades más antiguas de Los Estados Unidos de América y bien conocida por la pluralidad de culturas, razas, lenguas, músicas, gastronomía, arquitectura...

Nueva Orleans fue fundada el siete de mayo de 1718 por la Compañía Francesa del Mississippi, bajo la dirección de Jean- Baptiste Le Moyne, señor de Bienvenille, en un territorio habitado por los indios Chitimacha. Ursupada a la corona española, fue convertida en capital de la Luisiana francesa en 1922. Luisiana fue cedida a la Corona España por el Tratado de París de 1763 como compensación por su ayuda frente al común enemigo inglés y permaneció bajo control español hasta 1801, en época napoleónica, en que pasó a ser otra vez territorio francés al rescindirse el pacto entre España y Francia. Cuentan los cronistas que, tras cuatro décadas de dominio español y al arriarse la bandera española por última vez en la Plaza de Armas, muchos residentes dejaron escapar lágrimas de gratitud y nostalgia. Con todo, injustamente son centenares las obras que tratan de la administración francesa, así como las que exaltan el supuesto carácter francés de la ciudad, en tanto que que son escasísimos los estudios acerca del período español, verdadera época de florecimiento de Nueva Orleans. Napoleón vendió la colonia a la república americana en 1803.
La ciudad creció rápidamente con la influencia de hispano-americanos, españoles, americanos, franceses, criollos. Con la revolución haitiana, en 1804 llegan refugiados haitianos colonos blancos y sus esclavos, así como negros libres. A partir de 1830 con la inmigración forzosa de eslavos de otras zonas del sur de Estados Unidos, Nueva Orleans había duplicado su población, llegando a convertirse en la tercera ciudad más populosa de Los Estados Unidos y la más grande del Sur.

Nueva Orleans fue la capital del estado de Luisiana hasta 1849 y entre 1865 y 1880. La importancia de su puerto convirtió a Nueva Orleans en punto de comercio de los esclavos destinados al sur de los Estados Unidos. Al mismo tiempo era la ciudad con mayor número de ciudadanos afroamericanos libres. Durante la Guerra de Secesión Nueva Orleans fue capturada por las fuerzas de la Unión sin gran resistencia.

9 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

La madre de todas las razas y culturas. La madre de todas las músicas.
En Congo Square en aquellos domingos de mediados y finales del siglo XIX, los negros tenían libertad para cantar, tocar y para empezar a cambiar el mundo.

Isoba (Maite) dijo...

Muchas gracias por tu visita y comentario.
En Nueva Orleans del siglo XIX, en esa amalgama de culturas, razas, nacionalidades, costumbres, nació, el jazz, el blues.
De toda esa fusión de la música de los esclavos y de la de los colonos blancos nacería la semilla de la cual iba a germinar el jazz: de las canciones de trabajo y de los espirituales.
En la plaza des Negres, o plaza principal, más conocida popularmente como Place Congo, los españoles y franceses en el siglo XVIII permitían a los esclavos reunirse los domingos para cantar, bailar y tocar música. Esta tradición continuó después de que la ciudad fuese parte de Los Estados Unidos. Prohibidos estos cantos y bailes en todos los estados protestantes, esta plaza se convirtió en un sitio famoso para visitantes de otros lugares de EE.UU. A esto hay que añadirle la llegada, a principios de 1800, de refugiados esclavos, blancos y criollos de Haiti, que reforzaron las tradiciones africanas.
Esta práctica se detuvo durante la Guerra Civil americana, pero retornó con fuerza en el siglo XIX, y la plaza volvió a ser un lugar musical famoso, ahora con conciertos de música de bandas y orquestas de la comunidad criolla de color de la ciudad.
Aunque en el siglo XIX fue denominada oficialmente plaza de Beauregard, siguió siendo denominada como antaño: plaza del Congo o Congo Square. En 1920 se construyó en un extremo de la plaza el Auditorio Municipal, y el 1960 , en un proyecto de renovación de la ciudad, la plaza quedó integrada en el Parque de Luis Armstrong. Esta plaza sigue siendo un lugar importante de festivales y lugar de encuentro de bandas de música.

Panurgo dijo...

La verdad es que es curioso que cuanto más sufre un pueblo o una sociedad, más alegre es su música.
Y los pueblos criollos, transmiten, en esto, como en otras muchas cosas, una gran lección de saber vivir, de alegría, de entusiasmo.

Davinia dijo...

Excelente aperitivo Maite, se palpa en tus palabras sobre esta ciudad y su historia, tu innegable pasión por la música.

Lástima que no puedo escuchar las canciones ni ver las fotos, espero poder arreglarlo pronto.

Un saludo, y,

FELICES FIESTAS PARA TODOS ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Isoba (Maite) dijo...

Qué la alegría de vivir y la pasión por la música, por todo tipo de música, sea siempre nuestra compañera. Un gran saludo Paniurgo y felices fiestas.


Siento que no puedas escuchar este tipo de música tan alegre que hace mover los pies.
Felices fiestas también para ti, Davinia.

Antonio Martín dijo...

Hola, Maite.

Aun no he tenido tiempo para escuchar esta otra música del Mississippi, pero lo haré en su momento. Me paso por aquí para desearte una feliz noche y que tengas unas buenas fiestas navideñas.

Un abrazo.

Luis Antonio dijo...

A los aficionados al Jazz nos gustaría visitar algún día Nueva Orleans (la "Meca del Jazz")¿Quién sabe? Todo es posible en esta vida...aunque sea en sueños.

DArena dijo...

Este blog
debe ser
un lugar de culto


sin duda


Sonríe, el mundo se acaba en un ratito.
Feliz año

Estela dijo...

Es curioso, cuanto más se sufre más alegre es la musica.... !!! fascinante.